lunes, 28 de abril de 2014

De Chuflas y Gilipollas

Inicio de nuevo esta singladura en mi blog, sin saber, como siempre, si me llevará a buen o mal puerto, ni en cuantos puertos recalaré, pero que quizás, tras tanto tiempo en tierra, necesitaba comenzar.

Elijo como ven un título un tanto particular, casi parece un insulto ¿verdad?.

La historia arranca en un viaje en bus hacia Carranza para ver un partido del Cádiz CF. En ese autobús íbamos mi marido, yo y, además de otras personas, un periodista jubilado al que apreciábamos un montón: Don Juan Manuel Pedreño. Horas escuchando su voz en la radio hablando de Carnaval, de Futbol... ¡Qué gran profesional y qué gran señor!, nos dijimos casi al unísono, para posteriormente reírnos y decir: "Igualitos que los que están hoy en su puesto, esos que le llevaban el café al que le llevaba el café al que le llevaba el café a Don Juan Manuel... vaya panda de chuflas y gilipollas meten en las tertulias, este señor no lo hubiera permitido,... con los cabreos que nos hemos pillado con las tonterías y las mentiras que dicen....".

Claro que esto solo lo pienso yo, mi marido y la gente con la que me junto, ... vamos somos, dentro de la afición cadista, la excepción que confirma la regla. Nadie más piensa "asín".

Ganó el Cádiz CF, llegué a casa y me salió del alma provocar. Provocar a conciencia, para que estos tertulianos sintieran lo que sentimos muchos cuando escuchamos esas tertulias sin derecho a replica, solo, y faltaría menos, con derecho a apagar o cambiar de cadena.

Y provoqué con el insulto en las formas, porque buscaba la explicación del "insulto de fondo", la explicación a ese mentir, decir medias verdades, desinformar, ocultar cosas, manipular, poner a la gente a favor o en contra de alguien... ese insulto constante a la inteligencia de la afición.

Realmente, ilusa de mi, esperaba la respuesta de algún "capo" de medio pelo, vamos, de sargento chusquero para arriba, pero hete aquí que entró a saco la infantería rasa. Primero el aficionado amiguete que enciende la mecha, luego los periodista becarios, y todo ello regado con chascarrillos de tertulianos de barra, exjugadores cotillas o amiguetes varios... Ellos como siempre tras de la barrera, como los cazadores de zorros o de zorras en este caso.

Temía que en cualquier momento uno de los twitteros terminara poniendo un tweet mortal: "Oye, que yo por mi tertulia MA-TO... Emmmmmm¡¡¡¡¡"

Se asieron como locos a los dos vocablos y al carajo la norma de que un periodista jamás debe encararse con su audiencia, .... pero nadie, nadie supo o quiso dar una respuesta a la falta de rigor del periodismo deportivo en Cádiz, algo que visto lo visto, va a perdurar.

Respecto a mis dos "insultos" graves: CHUFLA y GILLIPOLLAS, recomiendo dos artículos:

* Chufla : Artículo "El Chufla" en Diario de Cádiz escrito por Fernando Santiago el 05/02/2010, tema del que sabe un montón, y de extraigo algunos párrafos:
"Podríamos decir que el chufla de Cádiz es persona con poca sustancia, que lo mismo dice una cosa que la contraria, de escasa solidez humana e intelectual".
"El chufla gaditano es mimético y tiene una habilidad natural para participar con énfasis en lo que sea. Se le conoce porque además de su ligereza y volubilidad es un personaje falso y campechano. El chufla de Cádiz pretende ser más gracioso que nadie, más de Cádiz que La Caleta y con un arte que no se puede aguantar. Suele ser pelota y lamioso hasta el extremo. Ahí van pues tres características del chufla de Cádiz : obsequioso, gracioso y débil de mollera".
"El chufla gaditano está en franca expansión por lo que podemos llegar a tener el mismo problema que con las palomas: es preciso reducir la especie no vayan a contagiar enfermedades".

* Gilipollas : Entrevista realizada por el Mundo a Don Victor Garcia de la Concha, director de la Real Academia de Lengua, con fecha 14/11/2004. Me quedo con el titular: "Yo te llamo gilipollas y no te estoy insultando porque lo pone en el diccionario”.

Para divertimento del personal dejo dos cositas: Un vídeo de un pasodoble de Antonio Martín llamado "La Radio" y las capturas de pantalla de la conversación en twitter.

Posiblemente tengáis razón y sea una loca, una barriera y una maleducada. Nada que ver con vuestra, cordura, educación y sobre todo oficio.

Como comprenderán tras esa experiencia no solo debo ratificarme en mis palabras, sino además añadir algún que otro adjetivo más y que no estarían en la RAE y, por tanto, si serían insultos...











1 comentario:

karymam dijo...

La que estás formando, chiquilla!!!