martes, 29 de abril de 2008

El Carnaval de Cádiz en el Siglo XX (II)

A principios del siglo XX, con el alcalde Cayetano del Toro, la organización del Carnaval se reforzó, adornándose la ciudad con fantásticas iluminaciones y exornos extraordinarios en los que destacó la obra de Antonio Accame, se potenciaron también desde el Ayuntamiento los bailes de máscaras, las cabalgatas, los concursos de disfraces y de agrupaciones, fiestas infantiles y actuaciones callejeras.

El periodo entre 1920 y 1936, abarca un periodo de madurez de las agrupaciones. En éste podemos situar a autores como Manuel López Cañamaque, el autor más prolífico del Carnaval, Suárez, Trujillo, Ponce, "El Batato"...

Los Carnavales de 1936 fueron los últimos que se celebraron antes del comienzo de la Guerra Civil, porque esta comenzó el 18 de julio. Durante la guerra, el 5 de febrero de 1937 se publica el Boletín Oficial del Estado que dos días antes había firmado el gobernador general Luís Valdés, en este se prohibía la celebración del Carnaval. En Cádiz, sin embargo, la prohibición no llegó a ser tal y los nostálgicos de la fiesta la seguían celebrando a escondidas. La mayoría de esos autores terminaban en “la prevención”, es decir, en el cuartelillo de la policía.

Sin embargo, pese a la prohibición, el propio poder político triunfante permtió y utilizó en algunas ocasiones, manifestaciones del folklor carnavalesco. Así en 1940, dentro del espectáculo denominado "Brisas de Andalucía" , el coro del "Batato" actuaba en el Gran Teatro.

Paradójicamente, el Carnaval de Cádiz resucitó gracias a la explosión del depósito de minas de San Severiano, ocurrida en 1947 que vistió a Cádiz de luto y llevó la tristeza a la ciudad de la alegría. En ese año un grupo de gaditanos iniciaron gestiones ante las autoridades gubernativas para lograr la recuperación de la popular fiesta y lograron que en Agosto de 1948, con motivo de la Velada de los Ángeles, el gobernador Rodríguez de Varcárcel escuchara la actuación de algunos coros como "Piñata Gaditana", grupo aglutinado por José Macías Retes y "Los Chisperos" , no encontró motivos para no permitir de nuevo la celebración de las fiestas. Y tanto levantaron los caídos ánimos de Cádiz los coristas con sus viejos tangos del coro "Los Claveles" , y tanto gustó el género al gobernador, que éste se las ingenió para recoger el sentir popular, apoyar la iniciativa municipal y conseguir que el gobierno de Madrid permitiera una resurrección del Carnaval según la ideología dominante. Así fue cómo se permitió que aquellos coros de veteranos volvieran a cantar viejos tangos. Entre los coristas figuraba Joaquín Fernández Garaboa, el Quini.

Surgen así, en la década de los 50, las que se denominaron Fiestas Típicas Gaditanas, un Carnaval descafeinado, aunque se siguieron celebrando en febrero hasta 1967, año en el que, como último golpe de gracia, pasaron a celebrarse en Mayo con la excusa del mal tiempo de febrero. Estas fiestas mantuvieron vivo el espíritu de las agrupaciones y se continuó su concurso, pero rompieron su esencia libertaria, el ritmo estacional que caracterizara al Carnaval y su relación con lo religioso. La libertad de expresión en las letrillas también sufrió un duro revés, pero ello agudizó el sentido del gaditano que pudo sortear, no sin gran esfuerzo, el lápiz de los censores. Fruto de esta época de represión de las libertades populares son los dobles repertorios, uno con toda la carga crítica y satírica, que se cantaba en lugares escondidos, y otro, pasado por los censores, que era el oficial.

A los coros se les consentía salir, pero poco menos que en la estética de coros y danzas. Por supuesto que sin máscaras en la calle y sin disfraces en el pueblo, sólo en las agrupaciones. En el dirigismo cultural de la época, fueron unas fiestas más del Ayuntamiento que del pueblo, que las insertó en una estética entre juegos florales y fiesta de la vendimia, con reina de las fiestas, que era siempre la hija de un ministro, y cabalgatas como las que don José León de Carranza, el gran impulsor, junto con el concejal Vicente del Moral, había visto en Niza.

Paco Alba, fue el gran exponente de este período superando en calidad al Carnaval anterior a la guerra. En Cádiz la comparsa, como hoy la entendemos, nace con Paco Alba en 1960. Hasta entonces sólo existían coros y chirigotas (cuartetos y romanceros aparte). Paco Alba dotó a sus chirigotas de una calidad musical muy superior a las demás. Las dotó de guitarras, ya que hasta entonces solo se utilizaban la caja, el bombo y los pitos de caña, y sobre todo sus composiciones literarias eran de una gran exquisitez buscando más el sentimiento que la risa del chiste fácil u ordinario y grosero en ocasiones. Viendo la gran diferencia que existía entre las agrupaciones de Paco Alba y que otros grupos empezaron a imitarle, los organizadores del concurso decidieron crear una nueva modalidad a la que llamaron comparsa.

Se produjo la universalización del Carnaval, con agrupaciones que gustaron a toda España e Hispanoamérica, sobre todo se recuerda a "Los Beatles de Cádiz" (Los Escarabajos Trillizos, era su auténtico nombre) de Enrique Villegas, que ganó el 2º premio de comparsas en 1965 tras "Los Hombres del Mar" de Paco Alba.

En 1967 se produjo el traslado de las fiestas al mes de mayo, organizando una auténtica feria, con casetas incluidas.

Desde 1973, los cuartetos participan en el concurso oficial de agrupaciones.

El 6 de junio de 1976, se celebraron las últimas Fiestas Típicas Gaditanas, para el año siguiente se volvió a febrero y a la denominación de Carnavales. El 13 de noviembre de 1976, en sesión del pleno municipal al que asistieron, junto con las fuerzas políticas, autores comparsistas y aficionados, se aprobó por mayoría la vuelta del Carnaval.

El 15 de febrero de 1977, es la primera fecha del Carnaval democrático o en libertad. De este año destaca el coro "Los Dedócratas" , fundamental en la transición de las fiestas típicas gaditanas a Carnaval y en la recuperación del coro. Entre sus integrantes reunían de nuevo a lo más variopinto de la juventud gaditana, bajo la dirección de un profesor de música, el maestro Escobar.

Como no podía ser de otro modo, con la idiosincrasia de los gaditanos, el 5 de febrero de 1978 a las cinco y cuarto de la tarde comenzó el entierro de las Fiestas Típicas Gaditanas. Acto auspiciado por el coro La Guillotina, sucesor de Los Dedócratas. Encabezaba el desfile fúnebre, que revistió la mayor seriedad por parte de sus participantes, una pancarta con la inscripción: Entierro de las Fiestas Típicas R.I.P. ¡Ya era hora! , portada por dos miembros del coro vestidos de ciudadanos de la Revolución Francesa. Seguían dos tambores que, durante toda la marcha estuvieron sonando con redoble a la funerala. También dos miembros del coro que portaban una especie de incensario, uno, y otro un mortero de cocina a modo de hisopo. Después, cuatro verdugos portaban el féretro, sobre el que se colocó el martillito clásico de las antiguas fiestas, sobre la inscripción R.I.P. la caja llevaba adosada a ambos lados seis coronas fúnebres, con las inscripciones: Un concejal in memoriam, Vicente no te olvida, Pepiño con amor, El látigo Macareno, De tus amigas las casetas y El Quini no sabe si olvidarte. Cuatro soldados de la revolución, con las bayonetas a la funerala acompañaban a la caja. Seguían el duelo mujeres de riguroso luto, que estuvieron llorando todo el trayecto, portando algunas de ellas velas. Inmediatamente después marchaba un prelado, el director del coro patrocinador del acto y tres representantes de las autoridades. Los músicos de la agrupación formaban tras ellos, interpretando con sus pitos marchas fúnebres y sones de Carnaval. Eran seguidos por el resto del coro y por un grupo bastantes numeroso de máscaras. Cuatro soldados cerraban el desfile.

Con el retorno del Carnaval a febrero, vuelve la tradicional esencia de la fiesta, el espíritu transgresor toma un nuevo rumbo con nuevas formas de expresar las inquietudes del gaditano, las chirigotas ilegales también denominadas familiares o callejeras, fuera de toda atadura relacionada con el reglamento del concurso oficial de agrupaciones del ayuntamiento, dan una bocanada de aire fresco al Carnaval (curiosamente estas agrupaciones son las más parecidas en su estilo a las de los siglos XVIII y XIX), posteriormente muchas de las llamadas oficiales, buscan también la escapada a las normas del concurso.
En 1981, llega la televisión al concurso retransmitiendo parte de la final y en 1982, se unifican la categoría provincial y local.

El poder económico, militar, gubernamental y posteriormente el religioso con agrupaciones como las chirigotas “Los Cegatos con Botas (1983)” o “Los Tontos de Capirote (1986)”, son criticados sin piedad en las coplas. Este último tema fue el más tardío en ser objeto de sátiras en las letras, probablemente porque es posible que sea la Semana Santa, el único acontecimiento que levanta tantas pasiones como el Carnaval en Cádiz.

En 1984, la Fundación Gaditana del Carnaval (FGC), Organismo Autónomo del Ayuntamiento de Cádiz, recibió por acuerdo del mismo, la competencia de organizar, dirigir, programar, encauzar, administrar y ejecutar los Carnavales de la ciudad. En el mismo año, se presentan al concurso 111 agrupaciones superándose por primera vez la centena de grupos participantes, de la que nunca se ha bajado hasta ahora.

En 1989 se retransmite por primera vez la final completa, al año siguiente con la llegada de Canal Sur, se hace íntegramente en directo y también se emiten resúmenes de las semifinales.

En 2002, tras diversas negociaciones con colectivos de autores Carnavalescos, la Fundación Gaditana del Carnaval fue sustituida por el Patronato del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas y Fiestas del Carnaval de Cádiz. Los órganos del Patronato del Carnaval, como se acostumbra a abreviar su nombre, son el Consejo Rector, y sus dos juntas ejecutivas: una del COAC y otra de las Fiestas.

En 2007 se emite por primera vez el concurso completo para la provincia de Cádiz. Las preliminares a cargo de Onda Cádiz y las semifinales y la final por parte de Canal Sur. En 2008 se introduce una nueva fase en el COAC, los cuartos de final (o primera semifinal). También se decide acortar la final del concurso a tres agrupaciones por modalidad.

lunes, 28 de abril de 2008

Como nació el Carnaval en Cádiz (I)

No existen documentos específicos sobre el origen de la fiesta; no obstante, parece lógico pensar que su implantación se deba a la colonia italiana que existió en la ciudad durante los siglos XVI y XVII. Así tomó claras influencias del Carnaval veneciano y del genovés, ya que, buscando un lugar bien comunicado con África se afincaron sus comerciantes en nuestra ciudad, por ello hoy podemos escuchar apellidos que nos parecen tan gaditanos como los de Paoli, Bianchi, Soprani o Rossety. En ellos, tiene su origen el uso de los antifaces, caretas, serpentinas, los papelillos (confeti), elementos que se asimilaron del Carnaval italiano, al igual que los personajes típicos de la Commedia dell'Arte : Colombina, Arlequin y Pierrot, disfraces sin los cuales no podríamos entender hoy nuestros Carnavales.

Posteriormente, el comercio con América provocó, al igual que en los cantes, un Carnaval de ida y vuelta. Inicialmente noS trajo a nuestra fiesta los ritmos propios del Caribe que actualmente se conservan en nuestro folklore, como los tanguillos (provenientes de las habaneras) que entonan los coros o algunos cantes flamencos como tangos, colombianas, etc... Muchos de estos ritmos, fueron cantados en Cádiz por comparsas de negros libres que vivían en la ciudad y que venían de las "colonias de ultramar" y se dedicaban a cantar por Navidad coplillas por las calles. Dice Ramón Solís que “la chirigota y la comparsa tienen, cuando van por la calle, un ritmo de marcha con claras influencias afrocubanas o de samba. Son ritmos negros que acompañan los murguistas con movimientos y gestos que quieren ser de rumba”.

Pero vayamos mas atrás en su orígenes. Las primeras referencias documentadas de la celebración del Carnaval que conocemos hasta ahora, se encuentran en la obra del historiador gaditano Agustín de Horozco. Datan de finales del Siglo XVI y expone que en tiempos de Carnaval, las gaditanas arrancaban las flores de las macetas para lanzárselas unos a otros a modo de broma. Otros documentos donde queda constancia de la celebración de los Carnavales son las Constituciones Sinodales de 1591 y los Estatutos del Seminario de Cádiz en 1596, ambas contienen indicaciones para que los religiosos no participaran de las fiestas de la misma forma que lo hacían los seglares. Estas referencias, sobre el Carnaval, confirman que ya a finales del siglo XVI las fiestas debían tener gran arraigo entre los gaditanos.

Del Siglo XVII también existen referencias. Así un documento de 1636 reconoce la impotencia del poder civil ante la celebración popular y una carta del General Mencos fechada en Cádiz a 7 de febrero de 1652, éste se queja de que los trabajadores gaditanos se negaban a reparar su barco por estar en Carnestolendas. 

A partir del Siglo XVIII se reiteran frecuentemente las órdenes intentando desterrar el Carnaval. En 1716 se prohibieron los bailes de máscaras por orden de la Corona, prohibiciones que se repitieron a lo largo de todo ese siglo. A pesar de todo, existen testimonios que pueden confirmar que el desacato de las órdenes era bastante notable. En 1776 visita la ciudad el viajero británico Henry Swinburne, que dejó testimonio sobre las celebraciones carnavalescas de los gaditanos. 

Pese a la oposición de determinados grupos sociales y gobernantes, el Carnaval se adentró en el siglo XIX, recibiendo los movimientos de restricción y libertad propios del gobierno de Fernando VII. Destacaron tras la muerte del rey, los grupos o cuadrillas que se reunían previamente para preparar sus intervenciones, que se componían de parodias, cantos y bailes. En la organización de estas comparsas participaron algunas instituciones como el hospicio y sobre todo gremios. Entre estas agrupaciones también había coros, como el llamado “coro patriótico”, con letras alusivas a la guerra de África que repartían escritas a la gente que escuchaba. Según referencias de la prensa gaditana, a comienzos del tercer decenio del siglo XIX aparecen las primeras agrupaciones que remiten sus actuaciones a las casas de los comerciantes acomodados, quienes los patrocinaban. La primera agrupación de la que se tiene constancia es "Cuadrilla de gallegos", que data del año 1821. Durante aquel año el gobernador de Cádiz, Cayetano Valdés, dio el visto bueno para la celebración de un máximo de seis bailes públicos de disfraces y máscaras. Estos bailes fueron regidos por un estricto reglamento para evitar los excesos.

De mediados de este siglo proviene la costumbre gaditana de pedir alguna invitación o monedas por parte de las agrupaciones tras cantar sus coplas (costumbre ya casi perdida, pero que se conservaba hasta hace poco mediante la figura del postulante, que inicialmente pasaba la “gorrilla” tras la actuación o después se dedicaba a vender los libretos, cintas o CD’s de la agrupación). 


En el último tercio del siglo XIX, se municipaliza el Carnaval para ponerle control. En 1861 el alcalde Juan Valverde ordena que se dote con una partida de 30.000 reales de vellón con el fin de iniciar una reforma en el Carnaval. Esta tutela por parte del Ayuntamiento continúa hasta nuestros días. El objetivo de esta era erradicar algunas costumbres que daban una mala imagen de la ciudad y de los gaditanos. Los bandos siguieron recordando, año tras año, a los ciudadanos las diferentes normas de comportamiento. Es también en este momento cuando las murgas y los coros comienzan a tener un protagonismo enorme, configurándose como auténtico eje del Carnaval gaditano. Por ello, intentan ser controladas por Eduardo Genovés desde el ayuntamiento en 1884, dando licencia únicamente a 18 agrupaciones para recorrer las calles y plazas, añadiendo la obligación de presentar previamente las coplas que cantarían durante las fiestas. Las agrupaciones conseguían así una licencia para poder salir por las calles y solo interpretarían aquellas que fueran autorizadas, lo que constituye el primer antecedente de Censura en el Carnaval de Cádiz. No obstante, gracias a esta decisión, desde este año se conocen los nombres de las agrupaciones, el número de componentes y sobre todo se conservan las letras de las coplas. 

La agrupación carnavalesca de la que tomamos referencia como pionera del actual estilo carnavalesco gaditano es el coro “Las Viejas Ricas” (1884), que de forma reiterada aparece en la prensa y guías de ese mismo año, si bien no reza en el listado de licencias que otorgó el Consistorio, lo que nos hace pensar que muchas agrupaciones a pesar de no obtener autorización, o ni tan siquiera solicitarla, recorrieron las calles de la ciudad. 

En 1889 a los pasodobles de chirigotas se les llamaba valses, precisamente por el compás de estos últimos, el famoso “3 x 4”, ya que un pasodoble castizo lleva otro, compás el 4 x 4.

Los coros alcanzan su primera madurez a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, con la participación de Antonio Rodríguez Martínez, el Tío de la Tiza. Sus coros más recordados son Los Claveles (1896) y Los Anticuarios (1905). De éste último es recordado el tango de los duros antiguos, que es hoy día el himno oficioso del Carnaval de Cádiz :

Aquellos duros antiguos que tanto en Cádiz dieron que hablar
que se encontraba la gente en la orillita del mar
fue la cosa más graciosa que en mi vida he visto yo.

Allí fue medio Cádiz con espiochas;
y la pobre mi suegra y eso que estaba ya media chocha;
con las uñas a algunos vi yo escarbar
cuatro días seguidos sin descansar.

Estaba la playa igual que una feria,
válgame San Cleto! lo que es la miseria.
Algunos pescaron más de ochenta duros,
pero más de cuatro no vieron ni uno.

Mi suegra, como ya dije, estuvo allí una semana
escarbando por la tarde,de noche y por la mañana;
perdió las uñas y el pelo, aunque bien poco tenía
y en vez de coger los duros lo que cogió fue una pulmonía
y en el patio de las malvasestá escarbando desde aquel día.

El Origen del Carnaval

En las distintas etapas de la historia de la humanidad, siempre existieron fiestas en las que babilonios, egipcios, griegos, romanos, cristianos, musulmanes y otros muchos pueblos, subvertían el orden establecido, invertían los roles tradicionales, daban rienda suelta a sus apetitos alimenticios y sexuales, y expresaban en voz alta opiniones que el resto del año debían callar. Estas fiestas estaban siempre relacionadas con la religión, en tanto se celebraban en honor a algún Dios o se realizaban como desquites previos a periodos de abstinencias que las religiones marcaban. Cuando las festividades terminaban la gente volvía a su realidad cotidiana, teóricamente arrepentidos de los excesos cometidos.

Situándonos para conocer en origen del Carnaval actual en la Grecia y Roma clásica, tenemos varios ejemplos, Las Bacanales (fiestas en honor del Dios romano o Dioniso griego), las Saturnales (al Dios Saturno) y Lupercales (al Dios Pan). Las fiestas en honor del Dios Pan o Lupercus comenzaban a mediados de febrero y eran símbolo del hambre sexual irreprimible e insaciable. A este Dios se le representaba con imagen mitad humana, mitad de macho cabrio y con el tridente de Neptuno en la mano (como los cristianos después representarían al diablo, figura muy utilizada en Carnavales como disfraz). Las Saturnales debían su aparición al ritmo del trabajo agrícola, ya que parece ser que se celebraban en torno al 17 de diciembre y duraban 7 días, coincidiendo con la finalización de los trabajos del campo tras la siembra de invierno.

Sin embargo el Carnaval, como lo entendemos hoy, nace mejor del Cristianismo"; concretamente del
significado de la Cuaresma y de la idea cristiana de que existe un "un orden" pasional del tiempo", es decir, los momentos de alegría y tristeza se alternan cronológicamente, según sea tiempo de prohibiciones o tolerancias. En cierta forma se autoriza la satisfacción de todos los apetitos que la moral cristiana, por medio de la Cuaresma, refrena acto seguido. La celebración del nacimiento de Jesucristo se hizo coincidir con las Saturnales y de esta forma muchos elementos de las tradiciones paganas se fueron fusionando a lo largo del tiempo con las cristianas.

Con el transcurso del tiempo, los distintos aspectos de la historia y la cultura de cada sitio han ido modelando esta fiesta, hasta nacer en cada ciudad una fiesta distinta.

En cuanto al origen de la palabra, parece proceder del latín "carne levare" o “carnelevarium” , (quitar la carne), usándose como sinónimo carnestolendas (también del latín tollere - abandonar).

domingo, 27 de abril de 2008

Todos fuimos una vez inmigrantes...

Pasodoble de Araka la Kana dedicado al tema de la inmigración. Un tema delicado, en el que es difícil desenvolverse sin herir susceptibilidades tanto de uno como de otro lado. Yo creo que todos tenemos un poco la culpa, lo que están porque tienen miedo a "lo nuevo que viene de afuera" y los de fuera porque, en su intento de no perder las raíces (siempre se sueña con volver) tienen miedo a integrarse y perderse para siempre en otra cultura. Yo creo que cada uno debe perder sus miedos y elegir su camino, aceptando las consecuencias. Por un lado, los que no aceptan que el mundo cambia y es cada vez más global, que ya no hay paises de blancos, de negros, de indios... sino que todos podemos vivir juntos y... los que, por el otro lado, no quieren comprender que no pueden llevarse a otro país un calco del suyo, y debe también esforzarse por comprender y disfrutar de las costumbres de otros,.. y a través de ese contacto dar a conocer las suyas e integrarlas.

Yo, sin ir más lejos, soy hija de inmigrantes de Cádiz; Tengo bisabuelos franceses, daneses, catalanes, malagueños y mis dos padres son de dos pueblos diferentes de la provincia de Cádiz, es decir, realmente soy la única gaditana de Cadi-Cadi de la familia, pero nací y elegí ser de aquí y soy más "gadita" que La Caleta. Que cada uno escoja su vida, pero que nunca olvide de donde viene.... o a donde va... con esto del paro... no se sabe de donde acabarás siendo.

video

Con todo mi cariño vaya el pasodoble
a la poca verguenza de algunos de ustedes.
Me parece mentira que los españoles
presuman de sus colonizadores
y de sus víctimas nunca se acuerden.

Con todo mi cariño y toda mi tristeza
a esa poca verguenza quiero recordar,
que cuando a America del sur
llegó Colón con una cruz
y con la espada en que se convirtió,
nos dejo su tan católico legado,
cuatro siglos explotados.
Nos trataron como esclavos
mientras nos cambiaban la lengua.
Nos violaban, nos asesinaban y
cuando volvian se traian el oro y la plata
o ya no se acuerdan.

Y me parece mentira que despues de tanta y tanta explotación
cuando llega un sudaca mendigando plata diga un español:
"peste de los inmigrantes, sudacas tunantes, gentuza asquerosa,
indio largate de aqui que este nos es tu pais y ya España rebosa".

Todos los que hablan así,
luego piden pá sus hijos una educación religiosa.
No se te olvide nunca españolito racista maldito
que si a tu país llegan de sudamerica
cientos de miles pobres inmigrantes
es solamente pá buscar el medio de sobrevivir
y tus abuelos, ay!, lo hicieron antes.

martes, 22 de abril de 2008

Gustavo López - El Último Mohicano

Voy hoy dedicar mi articulo a un futbolista que, a pesar de llevar muy poco, muy poquito tiempo, en el Cádiz CF, a veces me parece que creció en su cantera. Su nombre es Gustavo López y, cuando mi equipo pululaba por los campos del Don Benito o el Mármoles Macael, el ya jugaba con la Selección Argentina, casi nada... Quien iba a decirnos que recalaría un día en el Cádiz.

Tengo que reconocer que cuando lo ficharon, se sucedieron una serie de hechos que me hicieron recelar. No obstante, por ello, creo tiene aún más mérito lo que opino actualmente de él. El Celta y/o la prensa de Vigo, no sé por que motivo (tal vez por que la envidia es muy mala consejera), dejaron caer una cierta fama de pesetero; por otro lado, vino con el proyecto de Baldasano de la mano de Félix Carnero, dos personajes que nunca fueron plato de mi gusto; y, por último, su edad... pero claro... aquí me tengo que tragar mis palabras, pues siempre he sido una defensora de todos los jugadores del Cádiz de treintantos años que han luchado como juveniles... vamos, que sinceramente, no empezó cayéndome muy bien, máxime después de sus lesiones.

Pero..., me ha conquistado, lo reconozco,... me ha enamorado con su juego, su entrega y su profesionalidad... tanto, que estos 6 meses parecen 5 años. Pasó algo parecido con Dertycia, jugó solo media campaña y todos recordamos a Mister Proper como a Mágico, Juan José o Mejías.

Hoy vivimos rodeados de "cracks", cualquiera es un "crack", ... si tienes 17-18 años, eres brasileño o argentino, te ficha el Madrid, el Atlético o el Barça, la prensa te aupa a ese estatus... para luego, si no cumples las expectativas (lo más lógico por que no estás aún hecho ni como futbolista ni como hombre), tirarte al saco de los juguetes rotos. Si triunfas, te convierten en un consentido, un mimado, un niño grande,..., dinero, mujeres, coches, publicidad.... y a los 27, ya no tienes ilusión por nada, ni te acuerdas de aquello por lo que te hiciste futbolistas... y, plum... también al saco de los juguetes rotos.

Por representar todo lo contrario a esto, es por lo que le he llamado el Último Mohicano. Gustavo es de esa raza de jugadores que está ya en "peligro de extinción". PROFESIONALES que luchan, pelean, se sacrifican por el grupo, se ganan hasta el último euro de su sueldo... y llevan el fútbol en sus venas, lo sienten, lo quieren... lo aman. Así desde los 17 a los 40. Es el mismo caso de Armando, Oli, Raúl López, Velázquez, Fleurquin.... siempre serán futbolistas aunque se jubilen.

Me alegro mucho de que, aunque tarde, hoy esté en el Cádiz y espero que esté muchos años más, todos aquellos que las lesiones y su ilusión se lo permitan y tantos aquellos como quiera compartir con los cadistas.

He leído opiniones de aficionados de todos los equipos por los que ha pasado y creo que a su palmarés habría que añadir un triunfo más... El Trofeo de todos sus Corazones.


Biografía

Gustavo Adrián López Pablo "El Cuervo" , nació 13/04/1973 en Valetín Alsina, Lanús, Provincia de Buenos Aires. Juega de extremo izquierdo. Su primer equipo fue el Independiente de Avellaneda y debutó en 1ª división en 1991 frente al Boca Junior (1-1). Debutó con la Selección de fútbol argentina contra Yugoslavia (1-0) a finales de 1994. Jugó un total de 37 partidos con la 'albiceleste'.

En ese equipo estuvo hasta el año 1996, cuando recaló en el Real Zaragoza en el mercado de invierno, siendo entrenador Víctor Fernández (el fichaje mas caro hasta ese momento - 420 millones de pesetas), operación que estuvo a punto de truncarse ya que al jugador se le detectó "alto riesgo" de lesión en la rodilla derecha. En la temporada 1999/2000 fue transferido al Celta de Vigo, equipo con el se consagró como futbolista de gran nivel en Europa. Hasta el 2007 fue jugador emblemático del Celta, capitán del equipo y el futbolista más querido de la afición. Aunque su deseo era retirarse en el Celta, discrepacias económicas con la directiva motivaron su marcha y el 28 de agosto de 2007 fichó por el Cádiz Club de Fútbol.

Además, disputó los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 (Medalla de Plata), la Copa América 1999 y el Mundial 2002.



No podía añadir otra música :

domingo, 20 de abril de 2008

El Periodismo Basura

Voy a dedicar este artículo no a todos los periodistas, ni a todo el periodismo, pero si a ese periodismo que poco a poco va adueñándose del territorio y que, aprovechando la cada vez mayor incultura de la gente, va creando opiniones, movilizando a las masas y al igual que pasaba en la película de “Un mundo feliz” de Aldous Huxley, cada día proporciona su píldora de “soma” al público haciéndole pensar de acuerdo con las directrices del periodicucho, la radio o la tele de turno.

Lo puedes ver en la política (gana el que controla los medios), en la economía (crean falsas o buenas expectativas en el mercado que hacen que la gente compre o no casas), en el turismo (si el directivo de la tele de turno es de Alicante o la costa valenciana, pues a promocionarla y todo el mundo a veranear allí, lo demás ni existimos) o en el deporte (se creen que en España o somos del Real Madrid o de Barça o del Atlético de Madrid, cuando a mí, por ejemplo, me la sudan los tres) o en el mundo rosa.

En el caso de Cádiz, ya hace tiempo que dejé de leer los comentarios deportivos de muchos de los periódicos y de escuchar muchos programas de radio. Más ahora, que te permiten que cualquier forero descerebrado, tras el anónimo cobarde de un nick, exprese su opinión situándose el medio de turno a la altura del “poblado cebollero” para el que escribe, en beneficio de “la guerra por la audiencia”. Antes ya habían empezado, incentivando así la inquietud por las noticias, regalándote la vajilla, la cubertería, la colección de DVD’s.... y, demostrando que era necesario aportar a la demanda algo que fuese más atractivo que el contenido de sus artículos.

Refiriéndome ya a la prensa deportiva, me resultaba gracioso como ciertos periodistas realizaban crónicas de partidos a los que yo había existido que no se parecían en nada a lo que había visto con mis propios ojos, hundían o elevaban al jugador/entrenador de turno solo porque o no le hacía gracia, o querían colocar en su sitio un amiguete, o por que le pasaba los chivatazos del vestuario, o simplemente mentían y decían autenticas burradas de juzgado de guardia solo por que la directiva le habían echado del palco por aparecer en estado etílico o con señoritas de dudosa reputación.

Como no es bueno generalizar, voy a ponerle nombre a los periodistas cuyos artículos, revistas o programas tengo a bien haber dejado de leer, ver o escuchar : Manolo Camacho, Theo Vargas, Carlos Medina, José María Aguilera, Ignacio Moreno Bustamante.... o Canal Sur TV.

No se trata de adular al equipo o a los jugadores, sino de ser dos cosas : objetivos y constructivos. Por eso es una delicia escuchar a Juan Manuel Pedreño, al que los anteriores no llegan, ni llegaran a la altura de la suela de su zapato. Podrás estar o no de acuerdo con él, pero solo escuchándolo aprendes. Aprendes a amar al futbol y amar a tu equipo, incluso desde la crítica. También quiero resaltar, aunque no sea periodista, los artículos de José Antonio Vera Luque en el “Cádiz Información”, llenos de positivismo e inteligencia que me provocan una envidia sana (ya me gustaría a mi tener su pluma y su ingenio) y me levantan el ánimo cuando ha perdido el equipo.

En un tiempo que es tan difícil la crítica entre los mismos periodistas por aquello del corporativismo, es grato ver como alguno es capaz de hablar de ese virus que está destruyendo algo que debería ser apasionante. Son palabras de Carlos Cariño en el Diario AS en un artículo escrito el 08/02/2008, tras un intento de crear una polémica con unas supuestas declaraciones de Armando (futbolista odiado por los periodistas del grupo la Voz de Cádiz) : “Conozco a Armando. Me parece un pedazo de portero, pero sobre todo un tío de los pies a la cabeza y una persona sensata, incapaz de hacer declaraciones como las que le han atribuido. Tampoco creo que lo haya comentado en una 'conversación informal' porque el de Sope lana, si de algo peca, es de prudente. Imposible que dijera que Lopera impuso al Cádiz la titularidad de Contreras en detrimento suyo. Quien haya publicado semejante barbaridad, una de dos: o que demuestre su veracidad con grabaciones, o que rectifique ¡ya! No se puede hacer este daño a un profesional ni desprestigiar una profesión como la periodística, demasiado proclive a esa penosa máxima de: "no dejes que la verdad te estropee una buena noticia". Y así nos va...

No sólo Armando debe sentirse ofendido por este ejemplo de 'periodismo-basura'. También Lopera (¿cómo le va a imponer alineaciones al presidente del Cádiz?), Antonio Calderón (¿dudan de su independencia poniendo a los que considera once mejores sobre el campo?), Contreras (¿se creen que juega por enchufe tras una larga trayectoria donde ha sido internacional?) y por supuesto, nosotros mismos los periodistas, que hace tiempo estamos bajo sospecha por falta de criterio, carecer de seriedad, no ser objetivos y escribir para los otros periodistas, los foros y los amiguetes en lugar de para la gente, para ustedes. Armando debe tener la conciencia tranquila porque no ha hecho nada malo. Para el periodismo es otro día triste. ¡País!”

P.D. : A todos mis periodistas "flavonritos",... que pedazo de ojo teneis con los futbolistas... hoy Armando triunfa en el Bilbao en Primera... jejejeje.... Atlheti 5 - Valencia 1.

sábado, 19 de abril de 2008

Cádiz es la Habana... pero tambien ¿Montevideo?

Dice una canción de Carlos Cano : "La Habana es Cádiz con más negritos, Cádiz es La Habana con más salero".... y eso, creía y estaba segura, ya que aunque no he estado en Cuba, solo viendo las fotos del Malecón cubano, veo el Campo del Sur de Cádiz.

<

Pero curiosamente, el otro día, investigando sobre las raices del Carnaval de Montevideo y el de Cádiz, me encontré con la grata sorpresa de un árticulo escrito por Joaquín Doldán Lema, que tengo que reconocer no sabía quien era, pero mi curiosidad me llevó lógicamente a investigarlo, máxime cuando ya tiene un punto en común conmigo, su segundo apellido coincide con el segundo apellido de mi marido, así que me dije,.. coño si es de la familia. Joaquín (voy a llamarlo así, si me lo permite), es un escritor uruguayo residente en Sevilla (muy cerquita de Cádiz). Según leo, ha escrito de todo: novela ("Neovampiro"), obras de teatro ("Fantasmas bajo mi cama"), muchos guiones de carnaval en Montevideo, cuentos ("Historias desde el viento", "La monja yanqui"), páginas en internet ("http://joaquindoldan.blogcindario.com") y muchos etcéteras... Ha ganado numerosos premios literarios en Uruguay y España. Además es odontólogo y profesor de varias asignaturas. Vamos lo que se dice aquí "un partidito".

Dentro de su Blog encontré un artículo titulado "Cádiz es La Habana, que es Montevideo", que esperando no se moleste, voy a reproducir íntegramente a continuación. Yo que no puedo viajar por motivo de enfermedades familiares, no conocia este dato. Así que rápidamente busqué fotos de las ramblas montevideanas y cual fue mi sorpresa cuando reconocí los paisajes de la Caleta. Ahí va su escrito al que voy adornar con los tres paisajes en este orden : Montevideo, La Habana y Cádiz. Gracias por descubrírmelo.

"La Habana es parecida a Montevideo. Montevideo es similar a Cádiz. Desde la rambla, el malecón y el paseo marítimo, en cualquiera de las tres ciudades tuve un reflejo, un recuerdo de esos que hacen afirmar que el tiempo y el espacio son medidas necesarias para no enloquecer nuestras sensaciones, pero que no existen.

En las tres ciudades escuché el ruido del mar; en las tres, las olas se mezclaron con ruidos de tambores.

Los gaditanos son los andaluces más graciosos, y su ciudad gira en torno a febrero y su carnaval. La fiesta pagana más larga del mundo. A mediados de enero comienzan a disfrazarse las primeras chirigotas, comienzan a cantar los coros, se afinan las guitarras de las comparsas, actúan los primeros cuartetos. Luego viene el concurso oficial, actúan en el Falla ante un jurado, gana uno por categoría, y muchas veces ese juicio no coincide con el gusto del público. Hay personajes populares, algunos dan un salto a la fama y terminan actuando o haciendo guiones para la televisión. Cada año los grupos cambian de nombre, se identifican con su espectáculo, no con su título. Usan canciones populares, tienen un humor simple, de barrio. La esencia es la crítica, la independencia, ser la voz de los que no tienen voz.

Así también es el carnaval de Montevideo. Desde “La gaditana que se va”, las murgas son eso y más. Una fiesta del pueblo.

En La Habana me puse unos auriculares y escuché una comparsa uruguaya tocando tambores, haciendo temblar el lugar. Cerca, seguían tronando tambores cubanos. “La Habana es Cádiz con más negritos, Cádiz es La Habana con más salero”, dice una canción popular española.

James Bond 007, filmó escenas de acción en el sur de España, simulando estar en la capital de la isla. Sony Crocket en Miami Vice, también simulaba estar en Cuba, bailando en plena rambla del Parque Rodó, al lado del teatro de verano donde en febrero las comparsas, las murgas y el resto de los conjuntos de carnaval se disfrazan, cantan, afinan y actúan ; son la voz de los que no tienen voz. Es una fiesta pagana, la más larga del mundo.

Ahí estaba, sentado mirando el malecón. Formando parte del paisaje que buscan en otras ciudades. Cádiz tiene uno de los mayores índices de desocupación de Europa. La Habana y Montevideo comparten una decadencia propia de ciudades pobres y bloqueadas. Son tres ciudades duras y tiernas, donde el son, el candombe y el flamenco, son cantados por razas perseguidas y castigadas.

Los habaneros son los latinos más graciosos, y su ciudad no necesita a Dios.

Los montevideanos somos más paganos de lo que creemos, y más graciosos de lo que demostramos.

Ese febrero tuve un gran carnaval, el primero que disfrutaba desde que no vivo en Montevideo. Recorrí las calles de Cádiz con un amigo cubano, explicándole el carnaval. Pero no fuimos al teatro Falla, disfrutamos las “chirigotas ilegales”. Las que actúan en las esquinas, los grupos de amigos que se disfrazan, cantan y critican, los que hacen reír a la gente que pasa y se agrupa a su alrededor; lo único que Montevideo le debería envidiar a Cádiz, lo que más necesita La Habana.

También estuve en Montevideo, era diciembre y los grupos ensayaban, fui con un grupo de amigos a recorrer clubes. Mientras escuchábamos los grupos cantar, afinar y criticar, les expuse mi teoría sobre las tres ciudades: Son tres pero son una misma cosa. Es como una ciudad que tiene tres partes, tres corazones, la paganísima trinidad de Momo. Cada una está en una punta del Atlántico, son el verdadero triángulo donde se pierden los navegantes. Y eso somos algunos carnavaleros que hemos emigrado: náufragos atrapados en una dimensión extraña, que solo adquiere sentido cuando escuchamos el sonido del mar afinando contra nuestras ciudades."


























miércoles, 16 de abril de 2008

Al compás del 3 x 4

¿Pero qué es eso del 3x4? Si haces esa pregunta por Cádiz te dirán que es "el ritmo del carnaval", el ritmo del auténtico pasodoble chirigotero. La realidad es que pocos saben explicar de verdad qué es.

Para empezar no es un ritmo, sino un compás. Ritmo es la repetición en períodos regulares de sonidos. Dos características fundamentales de un ritmo son el tempo y el compás. El tempo (o tiempo) no es más que la frecuencia a la que se repite el ritmo, más rápida o más lenta. El compás es el número de subdivisiones en los que se divide cada período del ritmo.Y seguimos con las confusiones. Tampoco se escribe 3x4, sino 3/4. En un compás la primera cifra indica el número de tiempos que contiene, y la segunda la duración de esos tiempos.

Bien, ahora seguid el ritmo con palmas. Dos palmadas suaves y la tercera más fuerte, dos palmadas suaves y la tercera más fuerte. Todas de la misma duración. ¿A que se acopla bien a la melodía? Si intentamos otro compás, por ejemplo una palmada suave y otra fuerte (2/4) o tres suaves y una fuerte (4/4), no encajará bien. Lo más seguro es que terminemos de nuevo dando dos suaves y una fuerte, o metiendo silencios para que aquello encaje (los silencios equivalen a notas de igual duración)

De hecho, al bailar el vals, ¿no seguís un ritmo 1-2-3, 1-2-3? Eso es un 3/4. Es más, en 1889 a a los pasodobles de chirigotas se les llamaba valses. La realidad es que muchos pasodobles de hoy no llevan este ritmo, sino un 4 x 4, típico del pasodoble castizo.

Como muestra, dos botones. La misma chirigota dos años diferentes : 1994 - Las Viudas de los Bisabuelos del 55 (Primer Premio) "Vuelve ya el 3x 4" y 2000 - Los Enterraores del Siglo XX (Tercer Premio) "Mostradores de la Viña" - cantado sin guitarras y con solo la intervención de los nudillos marcando el compás. En este último caso la letra del pasodoble original, fue cambiada inesperadamente en la Final (no podía repetirse letra) como muestra de apoyo a otra agrupación "Los Clásicos Básicos" de los hermanos "Carapapa", devolviendo así el detalle que tuvieron estos últimos ("Los hijos de Lama") el año anterior con "Las Belloteras".

video


Vuelve ya el tres por cuatro,el tres por cuatro bueno
vino con "Los ladrones", vino con "Los salseros".
También lo trajo un viejo, chirigotero puro,
que se entregó por Cai y le dieron por saco.

Ay, vuelve el chíntataratachín, ay el chíntataratachín,
con ritmo de tres por cuatro de chirigota pura deCai.
Ese que pega el pellizco y arranca el tipo del guirigay.

El que levanta el vello a los niños y viejos
cuando pega un taconeo dos baquetas en un pellejo
El de los platillazos y el bombazo despacito,
acompao entre redobles, el que viene pregonando
que ha llegao el pasodoble, pasodoble, pasodoble.

video

Mostradores de la viña, mostradores de mi barrio,
cuanto saben tus "maeras" de las chirigotas buenas,
de compases y escenarios.

Cuantas veces se han posao,sobre ti unos nudillos,
para usarte de pellejo y cantar cupleses viejos,
pasodobles y estribillos. ...
cambio de letra...

Ay, mostradores hoy perdonarme, pues mi sonata
únicamente quiere acordarse del carapapa
del carapapa y de mis niños, David y Javi,
esos que cuando aquí te cantan quien canta es Cádiz.

Ay, Pepe, Lali, Valdés y Semi, en fin tos ellos.
Ellos que a mis belloteras, ustedes recordarán
un homenaje le hicieron hace un año en la Final,
hoy nuestros clásicos están cantando
pues mi garganta os la dejo prestá.

Letra original



¡Ay! mostradores del Carapapa, la peña el Charpa,
cuantos nudillos en tus maeras han dejao marca.

¡Ay! mostrador de la peña el Quini y Macias Rete,
no tienen nudos en sus maeras son coloretes.

¡Ay! mostradores, los de la Viña, los de mi Barrio.
Esos que llevan un siglo escuchando Carnaval
los que ni hablan ni critican solo marcan el compás
y encima cuando llega febrero te dejan siempre una caja prestá.

miércoles, 9 de abril de 2008

Y Araca nos devolvió el homenaje...

Y Araca la Cana nos devolvió el homenaje incorporando en "su Despedida" (lo que sería aquí el Popurrit), parte de presentación de otra comparsa de Juan Carlos Aragón, "Los Parias" (2006). He aquí las dos versiones para deleite de todos los buenos carnavaleros...

video

video

Tenle miedo dicen a quien no le tema a Dios,
y yo no le temo ni a que los demonios me acompañen.
Solo por la calle sin castigo y sin perdón,
agarrao a la esperanza de que un día el mundo cambie.
Tenle miedo hablan de que un dia el mundo ya,
dé un triple mortal de los que da con tanta ira,
no calcule bien, la pirueta salga mal,
y se haga mil pedazos contra el suelo de su misma sociedad...

No pido a la gente que me ampare porque sé
que mi rebeldia a los cobardes les espanta.
Mírame de frente, Paria soy yo, pero y qué,
más lacre y más remiendo tienen dentro los que mandan.
Aunque hagan de mí un bandolero universal
y me dejen fuera de la gloria de Occidente,
todos saben bien que yo en el fondo no soy más
que el que desenmascara su maldita y decadente sociedad...

Amor mio traigo para ti, una vez más,
una historia de las que nos gustan a los dos
pero diferente porque no tiene final,
para que el final se lo pongamos tú y yo.
Y podamos aún soñar que el mundo puede...
que el mundo debe...cambiar.

Por las calles de la tierra van los Parias caminando.
No terminará la guerra mientras sigamos luchando.
Y luchando seguiremos hasta que la guerra acabe
con los Parias en el reino de la puñetera calle,
la puñetera... ¡la calle!

Araka la Kana versus Araca la Cana

O lo que es lo mismo el Carnaval de Cádiz versus el Carnaval de Montevideo, tal iguales y tan distintos. Araka la Kana es el tributo que rinde Juan Carlos Aragón a las murgas uruguayas, diferentes pero con la misma raíz de las comparsas gaditanas, tras conocer a su letrista, Catusa Silva. Se la juega, como siempre, y monta una agrupación con un tipo, un acento, una música y una puesta en escena totalmente diferente a las que suelen presentarse en el Falla... y obtiene el primer premio.

Araca la Cana es su hermana en Uruguay. Nació en 1935 en el Barrio de Paso del Molino, al oeste de Montevideo. Su nombre traducido del lunfardo significa más o menos "que viene la policía" (En las timbas callejeras, o en otras travesuras y no tanto de los muchachos, se ponía un "campana", para avisar cuando se acercara el guardia civil de ronda. Apenas lo divisaba el grito de "Araca... la cana!" provocaba la estampida), lo que ya es un pista de que se trata de una de las murgas más valientes y rebeldes. Se la conoce tambien por "La Bruta". A diferencia de aquí, donde la comparsa nace y muere cada año, allí el nombre se mantiene cada Carnaval, aunque varía "el tipo".

Ya dedicaré otro post a nuestros parecidos y diferencias. Este es su homenaje a "America Latina", su padosoble de presentación :

video

Si hubiera otra mujer que a mi me encrucijara
otra mujer que a mi por siempre me tuviera
sería una mujer como la luna llena
para que la llevara por bandera
y que jamás le viera la otra cara.

Si hubiera otra mujer asi la llamaría:
América latina de mi corazon,
y romperé, romperé a llorar
que en la pacífica y atlántica marea de sus ojos vi
a la encarnación del segundo regazo, dos océanos por brazos.

Y en su vientre, un continente que allí se descuelga del mapa
igual que si fuera el corazón sin latidos de un hombre
que aparece y que luego se esconde de verla tan guapa.

Y en los años que sufrí haciendo Carnaval siempre de mi dudé
si le debí cantar a la misma mujer o a América na más.
Porque tal como viví, y luché y crecí con el alma en la mano
siempre escuchaba la voz de otro hijo de dios latinoamericano.

Dentro de mi corazón siempre oi latir el son
de un pueblo que era amigo y hermano.
Y aunque un inmenso charco separara
nuestra repartida solidaridad
la divina marea ya se encargaría de irla acercando.
Y mira tú de que linda manera por el Uruguay.
Estoy en Cai.....Cantando

He aqui tambien la versión que grabó de este pasodoble para la historia el propio Catusa Silva con uno de los componentes de Araka la Kana :

martes, 8 de abril de 2008

Como nace un pasodoble....

Comparsa "Calle de la Mar" (2003), su autor Antonio Martínez Ares realizó este documental para mostrar como nace un pasodoble. Se inicia con la presentación del "pasodoble de medida" al grupo, es decir, el pasodoble que servirá de ejemplo para aprender la música y que dará origen al pasodoble definitivo, una veces, muy parecido al original y otras, como es el caso, muy diferente. Particulamente, a mí me gustó más el original.

Está dedicado al "Maestro Peña", es decir, a Don José Peña Herrera, componente, junto al "Masa" (Don Juan Antonio Villar Pacheco), y los hermanos Scapachini, de los mejores cuartetos que han habido en el Carnaval de Cádiz. Martinez Ares a su muerte, sin apenas reconocimiento como les ocurre a los "grandes" (no se le otorgó el Antifaz de Oro por querer cumplir las normas a rajatabla), le dedicó este pasodoble rememorando uno de sus mejores cuartetos : "Don Mendo y sus Mendas Lerendas" (1973).

video
El día que murió Don Mendo, con toas sus Mendas Lerendas
dicen que el Falla tenía la puertecita entreabierta.
que hasta notaron su sombra dentro de un camerino,
con un cigarro en la mano y un buche para el camino.

El día que murió Don Mendo
se hizo un pacto de silencio entre los viejos maestros,
porque se había ido otro, otro gaditano loco
y no le dieron su premio.

Porque los vivos de Cai,
solo premian a los muertos,
solo premian a los muertos.

El día que murió Don Mendo,
todos lo santificamos "San José del Rigoletto
y Patrón de los cuartetos",
del cuarteto gaditano.
Cuando se murió Don Mendo
no le brillaba en el pecho esa insignia mal paría
que conceden de por "vía" a muchos sin tener derecho.

Si esto va costar un premio, no me importa,
pero es hora de decirle a esos señores
que se metan esa mierda de antifaz por los cojones.
Por que no tendrían oro suficiente,
pá poner to lo que dió el maestro Peña,
(en la comparsa se cambió por: pá pagar lo que nos díó el maestro Peña)
que pá siempre será, será Don Mendo, junto a sus Mendas Lerendas.
video

Dicen que los gaditanos...

Al igual que Roma nos concedió un día el estatus de "ciudadano romano" sin haber nacido en Roma, Cádiz le otorga el título de "ciudadano de Cádiz" a todo aquel que quiera serlo, porque un gaditano nace donde le da la gana. 

Y Oli (Oliverio Jesús Álvarez González) se lo ganó a pulso y por méritos propios y los"Coliseos de Carranza y del Falla" dictaron sentencia.


Así nació este pasodoble de la chirigota "Golfus de Roma" (2005) con letra de José Manuel Sánchez Reyes y Francisco Abeijón Ramos "Carapalo" y música de Juan Carlos Aragón Becerra.

video

Dicen que los gaditanos
nacemos donde nos da la gana
y eso es lo que le ocurrió
a quien vino a naceen la tierra asturiana.

Cuando tu besas mi escudo
estas besando a to Cadi entero.

Venga,  
sigue partiendote el alma
que te llevan en volandas 
todos los cadistas buenos.
¡Ole! ¡Vamos!  
que 15 mil gaditanos
estan gritandote ¡A por ellos! 

Pudiste venir a Cadiz
para llevarte el parné,
pero elegiste vencer
y conquistar corazones,
de una aficion que te adora
y a la que respondes echando cojones. 

El delantero valiente, 
el que nunca se arrugó,
el capitan que dirige
al submarino campeón.

Antes que tu a Cai vinieron ya
jugadores de fama y renombre
que de hombres no tuvieron 
tan solo venian a mangar.

Por eso esta aficion, 
aunque tu seas asturiano
te ha demostrao su amo
porque ya eres Oli otro gaditano.

lunes, 7 de abril de 2008

Me han dicho qu'el amarillo...

Bellísimo pasadoble de la chirigota "La Familia Pepperoni" (1998) con letra de Manolo Santander y música de José Manuel Prada Duran. Resume el alma del auténtico "Aficionado del Cádiz", medalla que se pusieron muchos cuando subimos a 1ª, pero que muy pocos merecen :

video

Me han dicho que el amarillo
está maldito pá los artistas
y este color, sin embargo,
es gloria bendita para los cadistas.

Y aunque reciben a cambio
todo un calvario de decepciones
de amarillo se pintan la cara,
amarillo son sus corazones.

Han dado su vida
y sus gargantas
siguiendo donde haga falta
al Cádiz de sus amores.

Ratatatata ratatatata,
benditos sean los que llenan de esperanza,
Ratatatata ratatatata,
cada rincón cada escalón de mi Carranza.

Sin importarles que nunca
vayan a ser campeones,
han conseguido el respeto
de toda España por esos colores
por eso viva mi Cai,
vivan los cadistas,
vivan sus cojones.