viernes, 18 de julio de 2008

Gracias Abraham, por todo lo que nos has dado...

Aunque me gustaría que hubieses seguido, también comprendo que estés quemado y dolido por esos tantos y cuantos que han tragado por todo lo que han hecho gente de fuera y que, sin embargo, se han cebado contigo y con todos los que han estado siempre dando el callo. Pedí que los que os fuerais os acordarais de la afición y, por ello, te agradezco tu comunicado. La próxima campaña jugarás como visitante en Carranza, lo aviso, y entonces, no tendré piedad contigo. Besos.

No ha sido una decisión fácil para mí, llegué al Cádiz con 17 años y me marcho con 29. Soy cadista desde pequeño y lo seguiré siendo esté donde esté. Es el sitio en el que me he formado tanto como profesional como persona y soy lo que soy en este momento gracias al Cádiz. Sin embargo, esta es una decisión que se tomó hace ya varios meses y me gustaría aclarar que no tienen nada que ver con el descenso del equipo, aunque se hubiera salvado la categoría me habría marchado... Me marcho con mucho pesar, por motivos personales, pero convencido de que es una buena oportunidad para seguir creciendo como jugador. Es una oportunidad importante la que se me presenta en el Hércules, me marcho con mucha ilusión ante esta nueva etapa y espero poder aportar lo máximo”.
Abraham ha querido “agradecer a todo el mundo: a la afición por su apoyo incondicional, al club, a todos mis compañeros, a la directiva, a los trabajadores, a todos los entrenadores que he tenido en todos estos años… Me gustaría darle un especial agradecimiento a Antonio Muñoz y a Alberto Benito, porque han sido dos personas que han luchado siempre por mí y a las que les debo mucho. Especialmente a Antonio, ha sido mi presidente durante muchos años, es una persona que ha luchado por el Cádiz siempre y en los momentos buenos y sobre todo en los malos siempre ha estado dándolo todo por el equipo”.

No hay comentarios: