miércoles, 12 de marzo de 2008

La afición del Cádiz

Este artículo fue publicado en VIVA CÁDIZ el Lunes 6 de marzo de 2006. Lo realicé a raíz de unas declaraciones de Armando donde criticaba la actitud de la afición... muchos se cabrearon... los aficionados a los triunfos, claro. Yo ya estaba un poquitín "jarta" de escuchar a estos "cadistas no conformistas" y me postulé del lado del cancerbero del Cádiz. Lo que cambia el mundo...., el que se sienta cerca mía lo mandó a Sopelana y ahora está allí, ... pero en Primera División y en el Atlhétic de Bilbao... al que le pique...

"Se habla y se debate mucho últimamente sobre el término La verdadera afición del Cádiz. Para mí es como el extraño dilema de quién es el auténtico Submarino Amarillo. ¿Quién es la auténtica afición del Cádiz? La respuesta creo que es la misma: el término auténtico lo marca una historia.

Muchos periodistas y articulistas políticamente muy correctos se afanan en señalar que no debemos hablar de una afición de 1ª, de 2ª A o de 2ª B, que todos somos afición y que todos debemos formar un conjunto unido y uniforme... bla, bla, bla, y eso debe ser real, pero a lo mejor en el mundo de la abeja Maya. Solo estoy de acuerdo en una cosa: en que no hay afición por categorías, hay una afición de categoría y otra que, simplemente, no es afición. Son unos señores y señoras que han pagado un abono o una entrada y que si el equipo gana creen que vamos a jugar la "champiñón ligue" y si el equipo pierde “que somos unos mantas” y que lo que tiene que hacer Muñoz es rascarse el bolsillo y traerse a Ronaldiño, Robiño o Pestiño para que yo, con mis 600 ó 50 euros que he pagado “tacataca”, en lugar de ver la 1ª división en ONO me pueda ir a Carranza y sentirme parte de la mejor afición del mundo y salir en la tele.

Ahora tengo que conformarse con sentarme junto a algunos abonados que se enteran de quién juega hoy por la prensa y si ésta no acierta, el pobre se “hace aquello un lío” ya que en el calentamiento es incapaz de distinguir a Sesma de De Quintana. Luego, cuando va al partido 1-2, se permite el lujo de ofenderse muchísimo con las declaraciones de Armando sobre el apoyo de la afición. Armando, muy señor mío, no ha hecho sino poner voz a lo que otros muchos ya decimos. Yo no me sentí aludida con sus palabras, pero el señor de las alineaciones perdidas, sí (¿por qué será?). Armando, solo has cometido un fallo, y no es el no haber tenido una buena actuación frente al Osasuna, es el error más imperdonable que se puede cometer en este mundo de falsería: decir lo que se piensa y lo que se siente.

A "esos aficionados" a los que él aludía no les gusta escuchar la verdad y solo ha conseguido proporcionar a muchos periodistas la carnaza que necesitan para poder llenar artículos y programas de radios durante varios meses. Ahora te sentarán en el banquillo, pero espero que sea solo por esa mala actuación y nunca por decir lo que opinas. Algún que otro te mandó a Sopelana y yo realmente quiero que te quedes para siempre en Cádiz y en el Cádiz y a ellos son los que mandaría a donde dijo la chirigota del Love (a la cara... "Los Pichas de Cai"). Por eso, ese día que nos quedamos los de siempre en la grada, fui todo lo políticamente incorrecta que pude y cuando se iban los indignados, les grité: “¡Merece la pena perder 0-4 y respirar aire limpio en Carranza!”.

No hay comentarios: